jueves, 27 de marzo de 2014

EL SHOCK DEL FUTURO



El término shock del futuro fue acuñado por Alvin Toffler en el año de 1965, en un artículo publicado en la revista Horizon; posteriormente en la década de los setenta, luego de múltiples investigaciones, el termino se popularizó debido que publicara un libro al que el mismo, bautizó con el mismo nombre. En términos generales, el shock del futuro se refiere a el fenómeno de aceleración, que producen los cambios y que afectan a las sociedades, así como la adaptación de los seres humanos a dichos cambios.

Toffler afirma en su obra, o mas bien identifica un fenómeno de aceleración, como la velocidad con la que se producen los cambios en las sociedades de la época post industrial, así como éstos, influyen a las personas y las sociedades; el mismo Toffler, le da seguimiento a la forma en que se manifiesta este particular fenómeno, y escribe posteriormente una segunda parte en los años ochenta, en una obra que denomina; La tercera ola. Hoy en la segunda década del tercer milenio, podemos afirmar que el fenómeno del shock del futuro, se sigue cumpliendo y que la aceleración a la que Toffler hacía referencia, está alcanzando el limite asintótico de la función.

La velocidad del cambio, planteada por  Toffler nos refiere que los cambios ocurridos desde los inicios de la historia de la civilización, hasta la revolución industrial que podemos situar en la década de 1870, fueron relativamente pocos; en una civilización en donde las personas vivían principalmente en el campo y las ciudades eran pequeñas y en ausencia de electricidad.

Relata el autor, como los cambios sufren una aceleración, a partir de éste momento presentando una serie de estadística que demuestran como, solo en los siguientes cincuenta años, en el periodo de 1870 a 1920, los cambios que se verifican en las sociedades son equivalentes a todos los cambios ocurridos con anterioridad. Continua relatando el autor como de la misma manera; de 1920 a 1950, en tan solo treinta años, los cambios ocurridos habrían rebasado a todos los cambios ocurridos durante toda la historia anterior; sí mismo, Toffler refiere que en el periodo comprendido de 1950 a principios de los setenta, en tan solo 20 años, los cambios ocurridos en las sociedades, serían de mayor magnitud, que todos los cambios ocurridos en toda la historia anterior.

En la actualidad; no cabe duda que ésta tendencia se ha mantenido, así como que, los cambios que afectan hoy en día a nuestra sociedades son tan dramáticos, que podríamos afirmar que posiblemente, en un el curso de un solo año, podríamos tener mas avances tecnológicos que en toda la historia anterior; lo que a su vez, estaría ocasionando cambios profundos he impredecibles en la conducta de los hombres y de las sociedades.

Lo que yo sostengo; es que ésta aceleración del cambio, estaría provocando que nuestros lideres cada vez mas, no tengan permitido poder planificar a largo plazo, lo cual representa un enorme peligro para la humanidad, debido a la imposibilidad de poder preveer los cambios tecnológicos que se presentarán a futuro, así como los cambios que dicha tecnología provocará sobre las conductas humanas y la manera en que éstas afectarán a las sociedades.

Ésta condición cada vez mas cortoplacista he improvisada de dirigir al mundo, representa a mi modo de ver las cosas, el mayor peligro que afronta la humanidad hoy por hoy, debido a que cualquier error en las estimaciones, podría conducir a hambrunas o guerras a corto plazo, las cuales podría inclusive derivar en una de grandes proporciones; una guerra nuclear.

Por otra parte, el fenómeno de la aceleración del cambio; se expresa de una manera objetiva en la economía de consumo, la cual ha provocado una cultura del derroche, que a todas luces está destruyendo todos los recursos del planeta y la biodiversidad; lo cual se expresa de igual manera, en la contaminación ambiental y el cambio climático. Podemos afirmar que de igual manera que ésta economía de mercado, no escapa a la aceleración del cambio.

El problema es que los cambios se aceleran cada vez mas y que solamente es cuestión de tiempo, para que nuestros lideres no puedan planificar ni siquiera, para mas allá de un año o menos de un año; puesto que las tendencias son tendencias y hasta el momento no se hace nada por cambiarlas.

Los teóricos de la economía social de mercado, no encuentran solución alguna para que podamos dejar de consumir, sin que esto se traduzca en desempleo. Las leyes cada vez mas, van quedando en la obsolescencia, y no existe un sistema que las pueda actualizar a la velocidad con la que avanza la tecnología, puesto que las mismas requieren de el consenso de los hombres y de la práctica, lo cual toma mucho tiempo.

Esto implica que la aceleración de los acontecimientos, cada vez mas, se está acercando al limite asintótico de la función, y que por lo consiguiente tarde o temprano el sistema va a colapsar, a menos que encontremos un nuevo modelo económico, político y social; un sistema que nos permita regular y constituir leyes certeras para todos los hombres, y las cuales se adapten a la velocidad de los cambios, para que de ésta manera las mismas, permitan revertir tal tendencia; de lo contrario, no creo que podamos, aún con las mas avanzadas computadoras, llegar a tener el poder, de tomar decisiones acertadas, con el tiempo y la previsión suficiente, como para poder evitar un colapso de la civilización.

Por lo  consiguiente, aquellos que se encuentran permanentemente preocupados por amasar grandes fortunas, así como aquellas naciones “iluminadas por Dios” que solamente se preocupan por tener cada vez mas poder, y que no permiten que se emerjan nuevos sistemas económicos, están a su vez impidiendo que se pueda revertir esta tendencia, y consecuentemente están condenando al mundo a la destrucción.

Al  respecto de éstas palabras les quisiera referir una noticia que fuera publicada el día de ayer en la siguiente dirección, y que trata de un reciente estudio efectuado por la NASA (por sus siglas en ingles) en el cual, se concluye que la civilización se dirige al colapso.

 file:///C:/Users/wolfy/Downloads/Estudio%20financiado%20por%20la%20NASA%20%20la%20civilizaci%C3%B3n%20se%20dirige%20al%20colapso%20a%20toda%20vela%20%E2%80%93%20RT.htm

Para quienes quisieran profundizar el tema, les dejo la dirección  en donde pueden encontrar un excelente artículo sobre el cambio climático. Sin embargo, debe observarse que lo que nos llevará a la destrucción, no es mas que la fuerza de aceleración del cambio, antes que el cambio climático y cualquier otro fenómeno.

file:///C:/Users/wolfy/Downloads/Encrucijadas%20cambio%20tecnol%C3%B3gico%20y%20clim%C3%A1tico.htm



















































domingo, 23 de marzo de 2014

LOS HOMBRES SOMOS SAGRADOS



Todos los hombres somos sagrados, no existen mayores ni menores, no necesitamos de cosas sagradas, cuando comprendamos eso viviremos en paz y eso mis hermanos, es saber vivir como viven los dioses, ignorarlo, es continuar viviendo como seres animales, por selección natural; un pasado que debemos superar.

No existen cosas puras he impuras, no hay hombres malos ni buenos, como tampoco existen hombres, ni naciones escogidas, iluminadas o puritanas, solamente hay actos que podemos juzgar malos y buenos; es hora de creer en el hombre y en la igualdad del hombre. El sistema nos ha convertido en mendigos de la estima, pero la noticia es que éste sistema de falsos dioses superiores a ti, está agonizando.

El ser consciente es la máxima creación en el cosmos, y por lo consiguiente la fe es para con nosotros mismos. Es hora de transformar al mundo en una sola raza mestiza, sin ideologías; luchemos por la libre emigración, digamos no a las religiones, a los nacionalismos, sectas he ideologías; digamos no a la división, es hora de luchar por la integración. Les presento al superhombre de Saratustra, volvamos al amor por la tierra.

Soy quien soy
mi propio Dios
una parte de mi la tengo aquí
la otra está con ustedes

Estamos aquí por escasos cien años, mas o menos, compartiendo éste planeta, existimos para dar lo mejor de nosotros por nuestra especie; podemos vivir pensando que somos inmortales o podemos vivir sabiendo que ésta es nuestra única vida y que debemos vivir como dioses y como hermanos. Es hora que dejemos de engañarnos con esas cosas y hagamos algo realmente efectivo por los mas necesitados, sabiendo que son nuestra responsabilidad.

El Dios el sistema, es solo una excusa y una falacia que utiliza el sistema para lavarse las manos y para dominar y esclavizar a los pueblos, basta leer la historia universal, distorsionada escrita por ellos; ya lo dijo Karl Marx, las religiones son el opio de los pueblos; nos han hecho adictos a base del temor y el estigma social, se han adjudicado el monopolio del bien y el mal, como si todos los hombres conscientes no supiéramos que es el bien y el mal.

Cuando Cristo dijo; yo soy el camino, la verdad y la vida; muy probablemente se refirió al yo freudiano, a tu yo; si leemos esas escrituras a la luz de éste concepto, entonces podemos comprender su verdadero significado. Nos tienen engañados desde hace dos mil años y ellos lo saben, esta ha de haber sido verdadera la razón subyacente por la cual quemaron todos los textos por toda Europa, y la causa de las cruzadas, basan su poder en nuestra ignorancia y ahora luchan por censurar la internet; pero no nos engañemos no es solamente la iglesia, es todo el sistema.

Todos tenemos un reino, nosotros nos construimos a nosotros mismos construyendo ese reino, somos reyes y tenemos dignidad de rey, ése es tu ser interior, pero lo has cambiado en el sistema por un plato de lentejas. Ese es el reino al que se refirió Jesús el Nazareno en su parábola. Es el mismo yo al que se refiere el existencialismo de Sartre, la esencia precede a la existencia; lo mas sagrado de ti. Regresa a tu ser interior, vuelve a vivir, regresa a ti y quédate, como el hijo pródigo. No veas para afuera, es momento de entrar a tu reino, tu reino no está e Hollywood ni en las marcas ni en los aseguran tener éxito. Entra a tu reino nuevamente a tu ser interior, allí en donde solamente mandas tu, es hora de transformarte en un ser soberano y de no seguir siendo mendigo del sistema. Cada instante que no vives de tu corta vida con dignidad, lo mueres.

“ antes la mayor la blasfemia era blasfemar contra Dios, pero dios ha muerto, y la peor blasfemia es blasfemar contra el hombre“ Nietche

Sal de tus cueva compadre yo te presento al superhombre de Saratustra, al amor por la tierra, para que te hagas un ser libre y soberano. La libertad es una lucha que se libra en cada interacción.

La Biblia dice: “ Maldito el hombre que cree en otro hombre”

Recuerda; todos somos sagrados.

lunes, 10 de marzo de 2014

LA TECNOLOGÍA,  EL NUEVO DIOS DE LA HUMANIDAD
                     
(quien tenga oídos que oiga)

La sabiduría ha sido, a través de la historia una fuente de poder; el deber ser. Las civilizaciones; han evolucionado todas de sistemas teocraticos-políticos; siendo que la sabiduría como fuente de poder, adquirió su mayor esplendor durante la edad media, con el poder casi absoluto de la iglesia católica, heredado del imperio romano.

Podemos afirmar; que aquello que produce la sabiduría, es la certeza, entendida ésta como el elemento mediante el cual, el fenómeno consciente percibe y comprueba, la forma como se verifica la realidad objetiva, a partir de la praxis. (no quisiera extenderme, sobre como se produce el fenómeno consiente a través de la certeza, para no desviar el tema, sin embargo, quisiera anotar que me encuentro escribiendo algunos ensayos que lo explican detalladamente)

Esta condición permite que el sistema consciente, requiera forzosa y necesariamente de el empirismo de la ciencia, para que la información sea inteligible a la naturaleza humana, es decir; el ser humano requiere de la experimentación por medio de sus sentidos para construir la realidad, implicando que, lo que fenómeno consiente constituye, es una realidad subjetiva; un paradigma particular de los sujetos.

Por otra parte; podemos afirmar que en este mundo postmoderno, la sabiduría y la filosofía he incluso las religiones parecen ser cosa del pasado; as personas cada vez mas, obtienen su certeza de la internet como la única fuente de sabiduría. Aquello que se encuentra en el ordenador, es considerado por los hombres y mujeres postmodernas como la verdad absoluta. Las personas interpretan como verdad absoluta, toda aquella información que se obtiene de la internet o de la información mediática, sin que ello requiera de ninguna confirmación o medio probatorio por parte de la personas, he incluso si tener que confirmar la fuente de tal información. Cada quien, acepta como su verdad, a cualquier otra verdad subjetiva, no por la calidad y la veracidad de la información, sino por la forma en que la misma es presentada; simplemente por porvenir de la red. Es lo que podríamos llamar “la fe en el sistema” Existe por lo consiguiente, cada vez mas, un desprecio por la sabiduría, la filosofía, he inclusive por las religiones; motivado por un culto sobre dimensionado que se tiene por la tecnología.

De la misma manera, pero mas peligroso aún, este fenómeno postmodernista, se observa, en los medios de comunicación masivos; los periódicos, las revistas y los noticieros de televisión. Me refiero a que es más peligroso aún, debido a que la información mediática, constituye además un negocio lucrativo; con intereses particulares de ideologías sesgadas, que desean imponer masiva mente el deber ser en las conciencias de las personas, así como debido a que los mismos, son controlados por un pequeño grupo editorial y sus propietarios.

Esta condición postmodernista de la información , mediante la cual, los seres humanos y la sociedad, obtienen su certeza (el deber ser) de la tecnología, nos ha impactado tanto, que la misma se está convirtiendo en nuestro nuevo Dios.

La internet se está transformando cada vez mas en una extensión de nuestras consciencias, debido a que el ser humano requiere de la certeza para poder interaccionar de cualquier manera. Podemos afirmar que el ser consiente, requiere de la certeza como un sustituto de los instintos primarios y que sin ella, el hombre solamente podría interaccionar únicamente por medio de sus instintos; siendo que de ésta manera, la certeza se constituye en la información a priori, del hombre. Adicional mente podemos declarar, que ésta condición tecnológica de la sociedad postmoderna, aunada a la educación controlada, heredada de la edad media, está ocasionando que los sistemas educativos estén colapsando, casi en todos los países del mundo.
Consecuentemente, el ser humano, se hace cada vez mas, dependiente de la tecnología y de la internet.

Para terminar de agravar la situación, nos encontramos con un segundo elemento, que está transformando a la conciencia humana; la publicidad. Paralelamente a el fenómeno de la internet en referencia, las personas viven sus vidas, influenciadas por la publicidad, la cual les indica a los sujetos permanentemente, como realizar todos los actos de sus existencias; los sitios a donde debe ir, que consumir Etc. y lo que es peor, les indica, lo que está bien y lo que está mal, lo que tradicionalmente había sido derecho exclusivo de las ideologías, doctrinas, sectas y de las religiones.

La publicidad además les proporciona a los seres humanos, la certeza sobre su consumo; utilizando a su vez, este consumo como un medio eficaz, que permite que, las grandes mayorías, no progresen, obligándolas a consumir mas de lo que realmente necesitan, como un instrumento económico regido por la ley de la oferta y la demanda, para recoger el excedente de circulante en el mercado.

Dentro de éste contexto; Holliwood se ha constituido en el ideal del ser humano, el cual, norma y modela la información a priori de las sociedades occidentales, habiendo sustituido ya, a la literatura por poner un solo ejemplo; por lo consiguiente Holliwood se ha constituido cada vez mas, en el mas eficaz instrumento del sistema, para transmitir los nuevos valores, que constituyen la sabiduría y la certeza del hombre postmoderno; implicando esto, que Holiwood se ha constituido, en la información a priori; el deber ser, que modela a la ética la moral y la política.

Otro de los factores que provocan las interacciones o las conductas de los seres humanos y que constituye un elemento constitutivo de la consciencia, es las empatía o apetencias de las personas y las cuales constituyen al igual que la certeza, una extensión de los instintos. La eficiencia en la tecnología ha permitido cada vez mas, que la publicidad ejerza el control sobre todas aquellas apetencias que se registran en los sujetos consientes; a extremos tales que, por medio de los like, el sistema tiene centralizada toda la información consiente de los individuos.

Esta condición de la tecnología, de la información mediática y de la publicidad implica que estamos aproximándonos a lo que podríamos denominar; un control total de la información de las personas, con el consecuente control sobre las conciencias de las mismas.

Dentro de este contexto, podemos afirmar que la nueva religión, el nuevo Dios de la humanidad y la nueva verdad absoluta del mundo postmoderno es la tecnología. Resulta inevitable que en un futuro inmediato, inclusive la moneda, se digitalice para engrosar los atributos de el Dios tecnología (tecno-Dios) en un mundo en donde el éxito financiero es el nuevo paraíso, para de esta manera, convertirse la tecnología en el Dios supremo de la humanidad.

Esta condición que ejerce control de la publicidad sobre el mercado, conduce además irremediablemente a que los países subdesarrollados, se encuentren condenados a producir únicamente commodities y que los mismos trabajen casi exclusivamente por la mano de obra (la maquila) para las grandes marcas, transformándose de ésta manera, la tecnología en un instrumento postmodernista de colonización.

Nunca antes en la historia, la humanidad había estado tan expuesta a un poder absoluto, en las manos de algunos cuantos, como el estado en que se encuentra la civilización en la actualidad, nunca en toda la historia la conciencia humana se había encontrado en un peligro tan grande. Los sabios y la sabiduría es cada vez mas relegada y desplazada, al extremo que muchos filósofos y pensadores han referido que la filosofía está desapareciendo; siendo que las mismas, se consideran cosas del pasado y la humanidad entera parece adormecida. Las personas construyen sus propios mundos en la red, ante la imposibilidad casi absoluta de poder hacerlo en la realidad objetiva, en una inmanencia propia de cada individuo, condenada a nunca poder alcanzar la plenitud humana.

Lo realmente preocupante es sin duda, que mientras toda la humanidad duerme en su inmanencia, existen poderes fácticos que están tratando de controlar a las comunicaciones, la internet. Vemos como el gobierno de los Estados Unidos de América por ejemplo, ha sido denunciado por el espionaje industrial y político, habiéndose entrometiéndose en la vida privada de las personas, sin que personalidades como la primer ministro de Alemania, Angela Merkel, puedan hacer algo al respecto, con el pretexto de que existen grupos terroristas amenazando a su poderoso imperio, ahora que ya ha terminado la guerra fría.

Debe tenerse en cuenta que ésta excusa vertida por el sistema, ante estos actos a todas luces inmorales, ha sido denunciada por diferentes actores de la vida intelectual, como provocada, alimentada y hasta financiada por ellos mismos, para ejercer el control de la población civil, la cual, se encuentra indefensa ante tales atropellos y sin que la misma, pueda hacer nada al respecto.

A todo esto debemos agregar que es un hecho que la tecnología en los próximos años (no mas de diez o veinte, según analistas tecnológicos) la internet, se encontrará implantada en nuestros cuerpos, constituyéndose de esta manera, en un verdadero sustituto de nuestra consciencia.

Por lo consiguiente, se hace urgente que los filósofos y pensadores de todas partes de la tierra, comencemos a hacer consciencia del peligro en que nos encontramos, haciéndonos escuchar. Debemos exigir a nuestros lideres que se legisle y se deje muy claro, que la internet no debe ser manipulada por ninguna potencia ni grupo fáctico y que se creen los mecanismos que lo garanticen; de lo contrario, no podemos saber a que nuevo Dios o clase de Dios, estamos entregando las consciencias de nuestros hijos y de nuestras futuras generaciones.